El misterioso caso de dos amigos que murieron al mismo tiempo durante una cena en Francia
Sabado 19.08.17
Ciudad de Buenos Aires
15.3°
15.3°
64%
increible
El misterioso caso de dos amigos que murieron al mismo tiempo durante una cena en Francia

El asombroso suceso se produjo en un pequeño pueblo del centro-norte del país europeo; ambos fallecieron durante una cena que compartieron y la intriga fue resuelta después de una investigación que tuvo en vilo a todos

El asombroso suceso se produjo en un pequeño pueblo del centro-norte del país europeo; ambos fallecieron durante una cena que compartieron y la intriga fue resuelta después de una investigación que tuvo en vilo a todos

El caso fue un misterio que tuvo en vilo a un pequeño pueblo del norte-centro de Francia, Authon-du-Perche, y a buena parte del país. Un misterio que rodeó a la abrupta muerte de dos amigos en el mismo momento, cuando compartían una cena en la casa de uno de ellos. Ahora fue resuelto por la policía, y el resultado es tan impactante como lo fue la intriga previa.

Lucien Perot, de 69 años y Olivier Boudin, de 38, eran amigos pese a la importante diferencia de edad, y cada tanto se juntaban a comer y a dialogar. En la noche del 3 de agosto se reunieron para disfrutar una vez más de la comida y las charlas; asaron carne y también tenían queso camembert, baguettes, una lata de porotos y varias botellas de vino tinto.

El misterio empezó en la mañana siguiente, temprano: alrededor de las 6, una vecina pasó por el lugar y vio los cuerpos tendidos en posición extraña. Pese a que en un primer momento la mujer pensó que se habían quedado dormidos, ambos estaban muertos. Lo extraño es que no había señales de nada anormal: ni sangre, ni elementos rotos. Eso sí, los platos con la comida estaban intactos. A partir de la intervención de la policía empezaron a sucederse especulaciones de todo tipo: que se habían suicidado en una suerte de pacto o que habían comido algo contaminado fueron algunas de ellas.

La investigación forense y policial ya dio con la respuesta, que fue escalofriante. Según los informes, Perot tenía alto grado de alcohol en la sangre y en ese estado intentó tragar un bife de considerable tamaño sin masticarlo. Se atragantó y se asfixió. Y su amigo, de la impresión, sufrió un infarto fulminante. La autopsia reveló que sufría una enfermedad cardíaca.

El misterio fue resuelto, pero la impresión del pequeño pueblo permanecerá por un buen tiempo.

 

Viernes 11 de Agosto de 2017
Comentarios