Madryn al Plato: deliciosas comidas acompañan a la llegada de las ballenas
Miércoles 23.08.17
Ciudad de Buenos Aires
13.0°
13.0°
55%
Propuestas
Madryn al Plato: deliciosas comidas acompañan a la llegada de las ballenas

En la muestra organizada por la Secretaría de Turismo de la Municipalidad y la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías, Bares y Afines, se promociona la cocina característica de la zona, con la participación de veintidós establecimientos gastronómicos

En la muestra organizada por la Secretaría de Turismo de la Municipalidad y la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías, Bares y Afines, se promociona la cocina característica de la zona, con la participación de veintidós establecimientos gastronómicos

La décima edición de la muestra gastronómica Madryn al Plato fue lanzada en la Ciudad de Buenos Aires, donde funcionarios y cocineros mostraron las comidas y productos de la costa de Chubut, que podrán disfrutar los turistas durante la temporada de ballenas, que comienza este mes.

Al acto se realizó en el restaurante Bella Italia, del barrio de Palermo, con la presencia de la ministro de Turismo de Chubut, Mariela Blanco, y Mariángeles Samemé, directora del Plan Cocinar, que involucra a los ministerio de Turismo, Cultura, Educación, Agroindustria y Economía.

Pero la coordinación del acto estuvo a cargo de los cocineros de Puerto Madryn, Gustavo Rapretti y Nicolás Lafón, quienes viajaron con sus productos para cocinar en el lugar y compartir con la prensa platos a base de elementos regionales.

Puerto Madryn, Capital Nacional del Buceo, cuenta con una amplia hotelería, servicios de todo tipo, gran oferta gastronómica y múltiples atractivos en sus aledaños.

Además de las ballenas, que se pueden ver a bordo desde Puerto Pirámides, desde la costa en la playa El Doradillo y desde la avenida costanera local, Madryn ofrece los pingüinos de Punta Tombo, orcas, elefantes marinos y focas de la Península Valdés y los delfines patagónicos de Rawson

Blanco destacó que la degustación fue “una pequeña muestra de todo lo que sucederá en esta gran fiesta de la gastronomía patagónica, que se realizará el fin de semana del 23 al 25 de junio” con el lanzamiento de la temporada de ballenas. 

Rapretti destacó el origen local de la mayoría de los productos y explicó que se trata de “productos agro ecológicos, con sabor y texturas” que provenían de “las algas wakame, los cristales de sales de mar y de restinga, los pescados y mariscos de las costas de Chubut, lácteos, la liebre, el corderos y la oveja”, por lo que pidió cerrar los ojos y comer del “mar, la meseta y la cordillera”.

Allí ofrecieron langostinos al ajillo con wakame y flor de sal de Camarones, trucha curada del Lago Musters con almendras tostadas, scons de tomillo con mousse de wakame jono y sal de aquí, ceviche patagónico de langostinos, almejas blancas, navajas y vieiras.

También huno salmón blanco marinado con mix de brotes y sal de Camarones, jamón de capón con hinojos braseados al merkén, langostinos naturales con mousse de calabazas y wakame, paletilla de cordero faimali braseada, chimichurri, cebollines al merlot y sal de mar, chuletas de cordero Faimali marinadas, mini panes con semillas rellenos de cuadril de cordero y pincho de langostinos a la plancha con lactonesa de naranja. 

Para el postre entregaron “queso de oveja prado del río de 28 de Julio con tacos de zapallos en almíbar, croissant con queso azul de oveja, torta galesa Memorable y crema de limón con frutos rojos de Fupentz”, detalló el especialista.

Este año, a los preparados de frutos de mar fritos y empanados o gratinados, los chef agregaron la preparación de ceviches, al estilo aymará pero con limón, de origen euroasiático, no con naranjas agrias americanas, que resultan más dietéticos que los otros preparados de tipo europeo.

El caso del cordero es muy particular en esta presentación, ya que al cuadril del animal adulto se sumó el jamón de capón y las chuletas y las paletillas de otros preparados.

De esa manera, el producto se usa en las tres edades del animal que domina las preferencias en la producción de carne en la zona andina, primero, y en el mundo, después. 

Toda la comida fue regada con vinos de la bodega Altos del Limay, también de esa provincia, con sus especialidades “Secretos de nuestra tierra” y “Makká 2013”, de la firma mendocina Santa Julia.

Samamé comentó que estaban en el final de “la primera etapa del plan” y luego de “un foro en la ciudad chubutense de Camarones” ahora avanzaban a una integración en los distintos niveles ministeriales para sumar a “la Cámara Argentina de Turismo”, por la actividad privada.

Ahora, junto al trabajo realizado con cordero patagónico en la zona de Neuquén y el resto de la cordillera sumaban pescados y frutos de mar, conejo y liebre, a estos platos y productos de “la gastronomía patagónica que se va formando en toda la región”.

 

Fuente: Agencia Télam

Miércoles 07 de Junio de 2017
Comentarios