Triatleta sorprende al correr hacia atrás el maratón del Ironman Lanzarote
Viernes 20.10.17
Ciudad de Buenos Aires
16.2°
16.2°
41%
Entrenamiento
Triatleta sorprende al correr hacia atrás el maratón del Ironman Lanzarote

El mexicano Diego Polino completa el IROMAN de Lanzarote corriendo el maratón de espaldas en cinco horas

Foto
Multimedia

El mexicano Diego Polino completa el IROMAN de Lanzarote corriendo el maratón de espaldas en cinco horas

Diego Polino es maratonista y triatleta y, en el último IRONMAN de Lanzarote, llamó mucho la atención por cómo corrió el los 42km finales. ¿Por la velocidad? ¡No! Porque los corrió marcha atrás. 

Según explica el diario español El País, Polino “desde muy joven practicó la marcha a buen nivel junto a algunos de los que convirtieron a México en una de las grandes potencias mundiales de la disciplina. Cuando cumplió los 20 dejó el atletismo y el deporte para ser un productor más en el sistema. Abrió negocios con amigos y, cuando llegó a los 30, respondió a la crisis del cambio de década (¿quién soy? ¿Qué hago en la vida? ¿Qué quiero hacer? ¿El trabajo lo va a ser todo?) volviendo al deporte”. Y, en palabras del propio Polino: “Sin abandonar mi trabajo, regresé a la práctica planificada, casi a nivel de alto rendimiento”.

El atleta mexicano de 31 años explicó su decisión: “Me di cuenta de que no sólo esa forma de avanzar de espaldas la practicaba más gente, sino de que hasta había una federación específica que organizaba un campeonato del mundo en Inglaterra”.

Diego entrena normalmente en los parques de Guadalajara y fue allí donde escuchó todo tipo de críticas. Pero, aún así, decidió siguió: “En el mundo seremos 28.000 retrorunners registrados, pero en todo Guadalajara soy el único que lo hace y es normal que llame la atención, y me llamen loco, pero también me animan y me vitorean”, explica.

Y fue el IRONMAN de Lanzarote el que llevó a Polino a estar en boca de aún más gente. Tras nadar los 3900 metros y completar los 180 kilómetros de bicicleta, corrió el maratón que completa el desafío en 4h 52m, y de espaldas, viendo al resto de los atletas venir hacia él de frente. “Y quizás la próxima vez lo nade de espaldas, mirando el cielo, y ya me lo han sugerido, pero sólo lo haré si le veo ventajas”, se anima a plantear.

“Corrí cauteloso, a un ritmo de siete minutos el kilómetro, porque el circuito estaba abierto y había gente paseando, distraída, y se corría por el malecón, junto al océano, y no me podía despistar. Pero en 10.000 metros tengo una marca de 45 minutos, a 4m 30s el kilómetro, casi la velocidad de la marcha”, recuerda.

 

Miércoles 31 de Mayo de 2017
Comentarios