Él murió en 2012, pero cada cumpleaños le siguió enviando flores a su hija
Martes 16.01.18
Ciudad de Buenos Aires
25.7°
°
62%
Conmovedor
Él murió en 2012, pero cada cumpleaños le siguió enviando flores a su hija

La joven Bailey Seller recibió la última carta de su padre al cumplir 21 años; "Esta es mi última carta de amor hasta que nos volvamos a encontrar. No quiero que derrames más lágrimas por mí", le dedicó

La joven Bailey Seller recibió la última carta de su padre al cumplir 21 años; "Esta es mi última carta de amor hasta que nos volvamos a encontrar. No quiero que derrames más lágrimas por mí", le dedicó

"Mi padre falleció de cáncer cuando yo tenía 16 años y antes de morir pagó por adelantado ramos de flores para que pudiera recibirlos cada año en mi cumpleaños. Bueno, estas son mis 21 flores de cumpleaños y las últimas. Te extraño mucho 'papi'", con ese mensaje en su Twitter, la joven estadounidense Bailey Seller emocionó a un gran número de usuarios. 

Esta estudiante de psicología que vive en la ciudad de Tennessee, en Estados Unidos, recibió cada 24 de noviembre un ramo de flores y un mensaje de su padre, quien perdió la vida en un ya lejano 2012.

Su padre, Michael William Sellers, fue diagnosticado con cáncer de páncreas y los profesionales apenas le dieron 15 días de esperanza de vida en aquel momento, sin embargo, él logró sobrevivir seis meses.

Hasta el día que dejó esto mundo, preparó las tarjetas para que su pequeña las reciba hasta cumplir los 21 años. "Esta es mi última carta de amor hasta que nos volvamos a encontrar. No quiero que derrames más lágrimas por mí, pequeña niña, porque estoy en un lugar mejor. Sos y siempre serás la joya más preciosa que me dieron. Este es tu cumpleaños 21 y quiero que siempre respetes a tu madre y siempre seas fiel a vos misma. Sé feliz y viví la vida al máximo. Estaré con vos en los momentos más importantes, sólo mirá a tu alrededor y allí estaré. Te quiero, 'Boo Boo', y feliz cumpleaños", le dedicó por última vez su padre.

"Desde que mi papá falleció odié y temí el día de mi cumpleaños porque él siempre hacía que fuera muy especial. Este cumpleaños me resultó especialmente duro porque sabía que sería el último año (que recibiría las flores). Esta carta fue muy impresionante y triste, todo al mismo tiempo", relató una emocionada Bailey en diálogo con el diario The New York Post.

 

 

Martes 28 de Noviembre de 2017
Más leídas
Comentarios